¿Los guantes pueden evitar el contagio del coronavirus?

Sí, pero su uso tiene indicaciones específicas. Dentro de centros hospitalarios y en situaciones de riesgo, siempre se recomiendan. No se recomiendan para su uso de manera rutinaria, fuera de casa (por ejemplo, para caminar o hacer deporte). Se recomienda usarlos en casa en dos situaciones: cuando se hace la limpieza de un área específica y/o cuando se tiene a un paciente sospechoso de una enfermedad contagiosa (ejemplo COVID-19).

El uso de guantes tiene que ir acompañado de una estrategia de prevención que incluye:

  • Distanciamiento social (mínimo 1.5 metros)
  • Lavado de manos con agua y jabón por un mínimo de 20 segundos o utilizar gel hidroalcohólico de 60% de alcohol (mínimo).
  • Uso correcto de mascarilla

Los guantes por sí solos, sin las medidas antes mencionadas, no funcionan. En ningún caso debemos tocarnos la cara con los guantes y sin lavarnos las manos.

Existen diferentes tipos de guantes y algunos pueden generar reacciones dermatológicas a personas susceptibles.

¿Pueden llegar a ser contraproducentes? ¿Porqué?

Los guantes no son 100% seguros. Al colocarlos de una técnica incorrecta, pueden tener micro fisuras por donde entran microorganismos. Existen diferentes tipos de guantes y algunos pueden generar reacciones dermatológicas a personas susceptibles.

Cuando no se hace el lavado de manos correcto antes y después del uso de guantes, se pueden transmitir enfermedades de la misma manera.

¿Da igual el tipo de guante que usemos?

Se recomienda usar guantes hipoalergénicos, desechables, no estériles para el uso en las situaciones previamente mencionadas.

 ¿Se pueden reutilizar?

No, los guantes deben ser desechables, no se recomienda «limpiar, esterilizar, lavar». Eso puede dañar su efectividad.

Fuente

topdoctors.es