¿Cuándo podemos hablar de que una persona padece apnea del sueño? ¿Cuáles son los síntomas?

Realmente los síntomas de la apnea del sueño se ven en personas que tienen una somnolencia excesiva por el día y padecen trastornos cardiorrespiratorios, secundarios de la obstrucción de las vías aéreas superiores durante el sueño. Todo esto pone sobre aviso al especialista en Neumología de que el paciente puede tener apnea del sueño.

Normalmente afecta a pacientes en edad mediana, con sobrepeso, que sienten que durante el día, bien en su trabajo, bien en su actividad diaria e incluso en su propio domicilio o conduciendo, tienen una tendencia al sueño.

A pesar de todo este sueño que tienen, ellos se quejan de que no se sienten descansados, al contrario tienen un cansancio mucho mayor. Además esta situación también afecta a los familiares, amigos o la pareja que duerme con el paciente, ya que no pueden dormir debido a los ronquidos y se sobresaltan si el paciente deja de respirar y a continuación ronca.

En España un 6% de la población padece este cuadro sintomático sin que haya acudido al médico.

¿Cuál es la diferencia entre apnea del sueño y roncopatía?

No todos los pacientes que roncan tienen que ir al médico para ver si tienen apnea del sueño, pero sí todos los pacientes con apnea del sueño roncan. Por eso, una de las acciones que realiza el Neumólogo cuando tiene que realizar el estudio del paciente y la historia clínica es muy pobre, es recurrir a los especialistas en Otorrinolaringología, para que estos descarten que el paciente tiene un problema local que justifique el problema que tiene.

¿Existen diferentes tipos de apnea del sueño?

Los principales tipos de apnea del sueño son tres:

  1. Apnea obstructiva del sueño: este tipo es el más normal y corriente de todos. Sucede cuando hay una relajación de los músculos de la garganta.
  2. Apnea central del sueño: sucede cuando el cerebro no manda las señales correctas a los músculos que controlan la respiración.
  3. Apnea central compleja o apnea central del sueño emergente: ocurre cuando se padece una apnea obstructiva y una apnea central, por lo que concurren los dos tipos anteriores de apnea.

¿Cuáles son las causas de la aparición de esta patología?

La apnea del sueño es una entidad muy compleja y tiene una prevalencia más alta de los que solemos pensar. Existe una preponderancia en los hombres, de 5 a 6 en relación a las mujeres, hasta que éstas llegan a la edad de la menopausia, momento en que la prevalencia tiende a igualarse en ambos sexos.

Existen situaciones en las que los pacientes no tienen un cuadro clínico típico y pueden hacer considerar al especialista en Neumología si el paciente tiene o no apnea del sueño. Hay que tener presente que los criterios clínicos sirven a los especialistas para elaborar la historia clínica, pero no son suficientes, ya que no tienen una sensibilidad suficiente y no son específicos. Lo único que confirma la existencia de una apnea del sueño es el estudio de la poligrafía del sueño.

¿Cuáles son los factores de riesgo principales de la apnea del sueño?

Los factores de riesgo primordiales son:

  • Edad
  • Sexo
  • Índice de Masa corporal (IMC)
  • Otras variables: alcohol, tabaco, toma de sedantes o hipnóticos y posición del paciente a la hora de dormir, sobre todo al dormir bocarriba.

¿Hay personas más propensas a padecer apnea del sueño?

A grandes rasgos las personas que son más propensas a padecer esta patología respiratoria son:

  • Personas con sobrepeso
  • Mujeres en edad de menopausia
  • Personas con el cuello corto
  • Personas que padecen malformaciones faciales
  • Personas con antecedentes familiares
  • Personas fumadoras
  • Personas con problemas nasales

Fuente: topdoctors.es