¿Cuáles son los síntomas que alertan de una fractura de rodilla?

Estas lesiones implican fractura del fémur distal, rótula o tibia proximal. Suelen ser por mecanismo de cierta energía, accidentes, golpes o lesiones en deporte de contacto.

Los pacientes presentan dolor e impotencia funcional, hinchazón y edema, con imposibilidad de apoyo o movilización de la misma.

Se deben sospechar cuando hay sensación de chasquido en la rodilladeformidad  o cuando existe incapacidad para la extensión de la rodilla.

El tratamiento de la fractura de rodilla
depende del tipo de lesión y del hueso fracturado

¿Qué pruebas diagnósticas se necesitan para confirmar la fractura?

La prueba inicial es una radiografía, que es imprescindible para aclarar el diagnóstico. Suele bastar con 2 proyecciones: anterior y lateral. Si persisten dudas, se realizará una proyección oblicua.

Cuando no es significativa la lesión ósea, ha de sospecharse lesión de partes blandas. Muchas veces se precisa una resonancia magnética para descartar lesión de ligamentos, meniscos y valorar el edema óseo.

Inicialmente, se puede aspirar el hematoma de la rodilla para mejorar el dolor y confirmar la sospecha de lesión intraarticular.

El scanner – TAC es la mejor prueba para valorar específicamente el hueso, hacer reconstrucciones 3D planificar la cirugía.

¿Cuál es el tratamiento más adecuado?

El tratamiento se ha de adecuar al paciente y al tipo de lesión. Dependerá, así mismo, del hueso fracturado.

Fracturas sin desplazamiento pueden manejarse con un tratamiento conservador, sin apoyo, con antinflamatorios, hielo y fisioterapia dirigida. Estas precisarán de inmovilización inicial con férula u ortesis  y han de seguir un control radiológico exhaustivo las primeras semanas, para descartar desplazamientos secundarios.

Fracturas más complejas, afectando a la articulación, o fracturas desplazadas se benefician de un tratamiento quirúrgico para restaurar la anatomía y la función.

Las técnicas utilizadas son técnicas de osteosíntesis, que permitirán recomponer la estructura del hueso, juntar los fragmentos y proporcionarles estabilidad para su curación. Estas fracturas, que afectan a la articulación, son más graves y se ha de restaurar la misma para evitar una degeneración precoz.

Fuente

Fractura de rodilla | Top Doctors