Los avances en cirugía estética de la mama han supuesto que un gran número de mujeres se hayan interesado por los implantes de silicona. No obstante, los implantes mamarios necesitan revisiones y control a lo largo de la vida de la paciente.

De este modo, la mayor parte de las sociedades científicas de cirugía estética y plástica siguen las pautas y recomendaciones de la FDA, referente internacional en este campo.

¿Cada cuanto deben hacerse las revisiones?

Hoy en día, se recomienda realizar la primera revisión del implante mamario en torno a dos o tres años después de haber realizado la cirugía. Posteriormente, las revisiones se realizarán cada dos años.

En las revisiones, se realiza una valoración por parte del cirujano, que evalúa el estado de las mamas y de los implantes mediante una resonancia magnética o una ecografía.

La resonancia magnética se trata de la prueba más sensible a la hora de detectar un potencial daño en el implante. Por su parte, la ecografía es menos sensible, pero su ventaja es que es más asequible y sencilla de hacer.

Debe tenerse en cuenta que este tipo de revisiones son revisiones complementarias, por lo que no sustituyen ni reemplazan las revisiones periódicas con el ginecólogo para el control del estado de las mamas.

A modo de resumen, si usted tiene implantes mamarios, recuerde estas recomendaciones y póngase en contacto con un cirujano plástico si tiene alguna duda o desea más información al respecto.

Fuente

¿En qué consiste el control de implantes mamarios? | Top Doctors