Existen lesiones de cadera o de rodilla que hacen necesaria una artroplastia, es decir, la implantación de una prótesis en dicha articulación que permita al paciente recuperar el movimiento perdido. La cirugía requerirá un tiempo de osteointegración (adaptación de la prótesis al hueso) y otro período hasta que el paciente recupere la movilidad. Muchos de estos suelen ser deportistas. ¿Les obliga esto a dejar la práctica deportiva? El Dr. Ávila, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, responde al respecto.

Práctica deportiva en pacientes con prótesis: ¿es recomendable?

En aquellos pacientes que llevan una prótesis de rodilla o cadera deberá estudiarse si, antes de la artroplastia, realizaban algún deporte. Si eran deportistas activos antes de la cirugía supondrá un cambio de rumbo en el deporte que practicaban. Fundamentalmente, deben evitar la carga propia del cuerpo sobre las extremidades inferiores, es decir, que los pies sufran la menor carga posible.

Sin embargo, esto no significa que estos pacientes tengan que dejar de practicar deporte, al contrario. Podrán realizar deportes como natación o bicicleta. También aquellos deportes en que se desarrolla el tren superior (tronco y miembros superiores) como tiro en sus distintas modalidades, remo, piragua, paddle o tenis, e incluso el golf, aunque con cochecito.

¿A qué nivel pueden practicar deporte los pacientes con prótesis?

Lo recomendable es que practiquen deporte a nivel aficionado. No obstante, existen campeonatos de golf, por ejemplo, específicos para jugadores con artroplastias. Asimismo, existen también jugadores profesionales con artroplastias que siguen practicando el mismo deporte.

Se podrán desarrollar deportes como el golf o la natación.

Deportes contraindicados y recomendados en pacientes con artroplastias

Deben evitarse los deportes de choque y de golpeo de los miembros inferiores contra el suelo, tales como el fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol, rugby, tenis, carrera o marcha atlética. Tampoco se recomienda el esquí alpino, que produciría una gran fatiga de material, pero el esquí nórdico podría estar entre los deportes intermedios.

En cambio, sí que se aconsejan por ejemplo, el remo en gimnasio, elíptica, bicicleta o el golf, como se ha citado anteriormente. Por otra parte, y saliendo un poco del deporte estricto admitido por federaciones deportivas, habría que citar los bailes de salón, en gran auge en la actualidad y que conlleva un gran beneficio en la integración de pacientes con artroplastias a la vida cotidiana.

¿Qué cuidados deben seguir los pacientes con artroplastias?

El cuidado principal es esperar a la osteointegración total de la prótesis en el hueso, período que suele tardar unos seis meses. Posteriormente, se recomienda no realizar movimientos que superen los arcos de movimiento de las artroplastias. Por último, evitar situaciones de riesgo que podrían producir fracturas periprotésicas.

Fuente

topdoctors.es